Crudo & Cocido. Sept 2015, por Victoria Mora

Nota editorial: Por contratiempos y cuestiones organizativas, esta nota debió salir hace mucho atrás y, pese a que está fijada en un plazo de tiempo ya ocurrido, la sacamos ahora por varios motivos, entre ellos respetar el trabajo de la colaboradora, porque nos parece importante el Ciclo y porque es un punto más de referencia de un evento literario que, para los que nos gusta la literatura, está bueno conocer y difunir. Pedimos disculpas por la concordancia temporal pero nos parece igualmente válido, fuera de cualquier contexto.

 

Ciclo de lectura Crudo & Cocido de septiembre

Por Victoria Mora

Una vez al mes el ciclo Crudo & Cocido reúne escritores y lectores. El punto de encuentro es La casa de al lado. El nombre del lugar no podía ser más oportuno. La Casa de al lado es ese territorio que no es propio pero tampoco del todo ajeno, vecino, lindante, también es un poco íntimo. Así como la literatura misma que no es propia pero tampoco ajena, y termina siendo un territorio donde lectores y escritores se encuentran. Y eso cada tanto sucede en vivo y en directo, como el sábado 19 de septiembre en Haedo. El brazo de la literatura no abraza solo en la ciudad de Buenos Aires, como muchas veces se cree, en el oeste hay tanta literatura como la que puede encontrarse en la ciudad, así lo demuestra este ciclo que ya lleva siete ediciones.

11260547_999777466739200_2692846120534328418_n

Crudo & Cocido está organizado por Giselle Aronson, Juan José Dimilta, Fernando Ghio y Fernando J. Veríssimo. Cada vez se invitan a escritores a compartir sus trabajos que pueden estar en estado crudo o cocido frente a un público que acompaña como oyente lector. También a las lecturas se suma la música.

Pasaron por el ciclo los escritores Salvador Biedma, Ana López, Fernando Veríssimo, Silvina Gruppo, Laura Ponce, Pablo Melicchio, , Marcos Bertorello, Pamela Terlizzi Prina, Patricia Kolesnicov, Juan Carrá, Gilda Manso, Mauricio Koch, Fabián Vique y Pablo Martinez Burkett, entre otros.

En la edición de septiembre Giselle Aronson y Fernando Veríssimo, ambos escritores, fueron los anfitriones de la noche. Los autores que leímos fuimos: Martín Kasañetz, Sandra Gasparini, Guillermo Cácharo y quién escribe. La música en vivo estuvo a cargo de Fernando Debernardi.

12039183_999777443405869_6516167956558334268_n

Fue una celebración de la palabra. Compartimos nuestros textos con un público que acompañó con la mirada atenta. Crudo & Cocido es un ciclo que promete y cumple. No dejen de arrimarse a La casa de al lado.

 

Parte de las lecturas de Septiembre:

 

Sandra Gasparini

Las vampiras son así

Las vampiras son así. Fingen dormir de día. ¿Quién se va a creer semejante siesta? Son insomnes. Quieren dormir y no pueden.
Nosotros, en cambio, sí. Pero queremos volar y no podemos.
No se puede ser vampiro y humano al mismo tiempo.
O insomne y con alas, o soñador y sin.

El caso es que Kari Rueslatten empezó a razonar de esta manera una vez que los hechos habían crecido tanto como el parásito del almohadón de plumas de Quiroga. Es decir, cuando ya era completamente tarde. Cuando había empezado a ver las calles de su aldea suburbana con los ojos de los insomnes, de los que ahorran su energía diurna para saltar de noche de terraza en terraza mientras la ciudad duerme. Y solo se escuchan los gemidos de algunos amantes. Dicho sea de paso, qué curioso es esto: quien escucha ruidos de amantes bajo el cielo celeste, y tiene otros planes, como por ejemplo merendar solo y tardío, queda ajeno a la escena que escucha y, si está lo suficientemente afligido, se siente ajeno al mundo, por lo menos antes de la merienda, que es una reconciliación con el mundo. Pero ocurre que los que están ahí lejos y haciendo los ruidos, están también fuera de la escena. No hay nadie que se revuelque menos con el presente que quien se revuelca con el otro. A lo mejor, quien escucha la escena está más en escena que quienes la encarnan. Y se siente ajeno al mundo. Qué tonto. Sólo los extranjeros nos enseñarán el camino a casa. ¿Quién fue la primera persona que nos abrazó en el exilio? Mamá.

(Fragmento del cuento perteneciente a Inzombio y relatos fantasmas, inédito, firmado por la entidad VyZ, colectivo que integran Hernán Bergara y Sandra Gasparini)

 

Martín Kasañetz

La tercera carta hizo dudar a Amada Eva.

– Esta no me la esperaba. La carta de Perón. Le explico: esta carta representa la totalidad por lo tanto lo ambiguo, puede ser tanto una cosa como la otra, es más, es una carta que puede significar dos cosas muy distintas al mismo tiempo. Es una carta de interpretaciones. No hay forma de saber su significado exacto. Mi padre solía decir que esta carta puede interpretarse como una reafirmación de la carta anterior, o en el caso de ser primera carta del mazo, la posterior. En este caso refuerza a Rucci.

– Lo José- Murmuró Rosa María.

– Así es, parece que estamos por ahí – contestó Amada Eva y luego agregó –este es un mensaje que debe interpretar, quizá solo tenga significado para usted y para nadie más.

La carta –la última visible hasta el momento- era Eva Perón. Amada Eva la miró un momento pensativa, y luego dijo:

– Eva Perón. Esta carta representa la humildad pero también la garra y la fuerza interior, el valor y por qué no, la femineidad. También puede representar la enfermedad o la solidaridad; la preocupación por los demás, los ideales. Aquí aparece usted Rosa María, preocupada por la situación de un hombre violento o que sufrirá esa violencia. Esta es usted parada en la tormenta.

Rosa María se persignó y volvió a abanicarse con la tapa de cuaderno.

– Mi querida señora, este es el momento de la última carta que aun no di vuelta y que al hacerlo, su interpretación nos dirá el fin de esta historia o, a lo sumo, su dirección.

– Rosa María tomó aire profundamente y lo contuvo, como si estuviese a punto de saltar dentro de una piscina.

Amada Eva dio vuelta la última carta y se sorprendió con lo que vio. Miró a Rosa María que, transpirada, aun contenía la respiración.

– Es un Lopez Rega- dijo Amada Eva y agregó –No son buenas noticias.

 

(Fragmento de Los acostados de próxima publicación por Galerna Libros)

 

Victoria Mora

Cada vez eran más, en cada foto que iba a buscar se encontraba con vacíos que directamente se convertían en presencias en cada rincón de su departamento. Recuperó la cocina e intentó vivir como si ellos no estuviesen. Los días pasaban y la convivencia era cada vez más complicada, no se puede vivir con gente que te mira a cada momento de tu vida. Salía un poco más pero no tenía donde ir, y salir presionado por los aparecidos era una forma de cobardía que lo abrumaba. Hasta que tuvo la idea de exterminarlos por segunda vez, la segunda muerte. Juntó todas las fotos en una olla grande, las roció con alcohol, mucho alcohol, buscó la caja de fósforos y le tiró uno al montón.

(Fragmento del cuento “Aparecidos” en Un mundo oscuro, Llantodemudo, 2014)

 

Guillermo Cácharo- Poemas

 

sucede que no soy fuentealba

hoy no soy biko romero tampoco rosa

luxemburgo resnicoff

ni santillán tuğçe albayrak kosteki víctor jara

ni ni ni ni

y no que esté mal colgarse el cartelito

decir hoy soy hoy somos todos

tan sólo es que no puedo yo que no soy pocho ángel de bicicleta

es que el cartel pesa de tanto pocho lepratti que no soy

pesa de tanto no tener lo que hay que

lo que hace falta

para subir al techo

gritar a las balas a los uniformes a los tipos que paren

que acá sólo hay pibes comiendo

y que la garganta se rompa de un tiro una bala cualquiera

no soy

no seré ni fui

porque mi garganta apenitas sabe

apretarse de lágrima al escuchar su canción su recuerdo

llorar sin ruido

en esta marcha en la próxima

por ellos por tantos que no conocí

que necesito

 

 

cerca del mediodía era estaba el aire lindo de luz

caminaba

por flores por la calle detrás de la iglesia

y ahí nomás el anuncio grande oficial

gubernamental

puesta en valor del pasaje espejo

decía

yo miré y pensé y volví a pensar mirar

y sé que exagero no es mi palo me dirán no es lo mismo

sé que no siempre es lo mismo pero ahí

ahí

miré pensé por qué puesta en valor

por qué no remodelación restauración recauchutamiento rediseño

puesta a punto chapa y pintura del pasaje espejo

hasta revalorización mirá preferiría

pero no

será que puesta en valor se dice en francés

o será que lo que garpa mejor es la metáfora

igual que cuando el peluquero es estilista no te tiñe hace color

igual que te analizan los roles posiciones vínculos familiares

y son constelaciones

exagero claro aunque me pasa que

el gerente es ceo el sucucho cuchitril es monoambiente

el objetivo expectativa de logro la materia asignatura espacio curricular

y hoy la era es líquida ayer era light anteayer era del vacío

lo sé no es lo mismo

pero miré el anuncio el pasaje espejo y pensé

qué bien garpa la metáfora cómo factura el inventor

de la metáfora

en política terapia educación mundo empresario sociología

y mientras tanto el poeta

cagándose de hambre qué ironía

ya sé

exagero

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s