#AnálisisLiterario | Sobre los autores importados, por Nahuel Paz

Por Nahuel Paz

El marketing, los best sellers, la Nueva Narrativa Argentina y las odiosas comparaciones. Auster, Murakami, Mankell, Larson, Bonelli, Safier, E. L. James, Grandes.

Don Quijote le dice a Montesinos “toda comparación es odiosa” y seguramente existe razón en ese argumento (Don Quijote siempre la tiene) pero yo creo que también es necesaria cuando lo que está en juego, de alguna manera, es la Literatura.

Mi tesis es la siguiente: en la posmodernidad el mercado determina la literatura y en esa determinación opta por la extranjera sobre la nacional.

La idea es intentar explicar esta tesis sin caer en el chauvinismo, sacar a la luz ciertos aspectos de los llamados Best Sellers de autores culto (excluyo aquí a Paulo Coelho, Bucay y otros, por motivos obvios). En la cuestión crítica me valgo de las nomenclaturas y evaluaciones de Elsa Drucaroff que publicó un texto fundamental para entender la “Nueva Narrativa Argentina”[i], como una heterogeneidad general, con matices.

De muchas maneras, más allá de la estética y la crítica, el marketing, la economía y la publicidad han entrado a diagramar las publicaciones y las lecturas, en la literatura hispanohablante, dos holding empresarios acaparan el mercado (Penguin Random House y el Grupo Planeta, para entender el significado de esto, pueden leer el siguiente link, allí también se juega el futuro del mercado del libro[ii]), ante ese alto nivel de concentración (nunca antes visto) surge una pregunta ¿qué mercado queda para la nueva narrativa argentina?

Drucaroff dice que el último gran emprendimiento editorial con catálogo de escritores argentinos fue el “planeta biblioteca sur” (en los noventa), desde allí el mercado se atomizó y la dispersión generó nuevas editoriales pequeñas que buscan nichos, con material de calidad y tiradas cortas (EDUVIM, La Bestia Equilátera, Mansalva, Mardulce, Entropía, Eterna Cadencia, Revólver, Notanpuan, Bajo la Luna, Vestales, Blatt y Ríos, Interzona, Factótum, Outsider, Entropía, Pánico el Pánico, Milena Caserola, Conejo, entre otras de mayor o menor alcance). Posteriormente podríamos nombrar dos intentos tenues: “Los recobrados”, la colección que Abelardo Castillo dirigió para el sello “Capital intelectual” o la “serie del Recienvenido”, que Ricardo Piglia coordina para el Fondo de Cultura Económica (México).

Nombrados estos tres emprendimientos editoriales, volvamos al principio: Algunas comparaciones de los éxitos de ventas de escritores best seller, que intentan ser sincréticos (calidad y venta).

Pensemos:

¿Paul Auster es mucho más que Alan Pauls, Pablo Ramos?

¿Haruki Murakami (de quien simplemente leemos sus historias, jamás su estilo, salvo que lo leamos en japonés) es mejor que Mariano Quirós?

¿Las novelas de David Safier generan más risa que las de Ariel Magnus?

¿Los policiales de Stieg Larsson son mejores que los de Guillermo Orsi o Fernando Lopez?

¿Henning Mankell es más que Sergio Olguin?

¿La Almudena Grandes cuentista es mejor que Samanta Schweblin?

El crítico español Pozuelo Yvancos[iii] explica la Fungibilidad y mercado editorial como un sistema de ventas, en el cual el escritor debe entregar “material bianual”. Ese material debe rondar las 200 páginas y los argumentos se basan en algunos tópicos preestablecidos que describiré en breve.

Más allá de las consideraciones estéticas, aunque también, por supuesto, creo que deberíamos preguntarnos si leer al autor de moda, no afecta a un mercado pequeño, atomizado, permeable que deja de lado otros escritores necesarios, para pensar una construcción argentina y latinoamericana, pasados los grandes faros canónicos: Borges, Cortázar, Arlt, Marechal, Saer…

 La escritora Best Seller nacional, en estos días es Florencia Bonelli, construye novelas con transfondo histórico de mayor o menor calidad. Perla Suez acaba de ganar el premio Sor Juana por el país del diablo un western patagónico, ambientado en la época de la campaña del desierto. De alguna manera reedita la fórmula de Bonelli, en una escala diferente.

 Mankell ambienta sus obras en páramos desolados, en el interior de Suecia, Mariano Quirós (Río Negro, No llores, hombre duro, Torrente) sitúa sus ficciones en páramos alejados de la centralidad porteña, pueblos pequeños. Olguin utiliza esa estrategia en Las extranjeras. rio negro

 Auster tiene una producción marcadamente neoyorquina, Pablo Ramos, destacadamente del sur del conurbano (Avellaneda, Sarandí) y la Ciudad de Buenos Aires.

 A la narrativa de búsqueda simbólica (Murakami, Safier), de interioridad e ironía le podríamos oponer las de Juan Terranova (Mi nombre es Rufus, Hiroshima, La piel) o las obras de Ariel Magnus (Muñecas, 31, una novela precaria).

 La lista podría ser engorrosa, otras consideraciones quedarán para la próxima, pero me interesa remarcar este claro desplazamiento del mercado hacia la Literatura extranjera, porque, tal vez, si no nos ocupamos como lectores de bucear entre tanta producción, para encontrar narrativa argentina de talento, nos encontremos con una pérdida simbólica (los nombrados y muchos otros) irreparable de la narrativa en general.

[i] Elsa Drucaroff, Los prisioneros de la torre. Política, relatos y jóvenes en la postdictadura, Buenos Aires, Emecé, 2011.

[ii] http://www.revistaanfibia.com/ensayo/mercado-central/

[iii] Pozuelo Yvancos, Ventanas de la ficción. Narrativa hispánica siglos XX y XXI. Barcelona, Península, 2004

yo*NAHUEL PAZ Nació en la ciudad de Buenos Aires en 1978. Es profesor de “Castellano, Literatura y Latín” egresado del IES N:2 “Mariano Acosta”. “Licenciado en Enseñanza de la Lengua y la Literatura” por la UNSAM. Trabaja como docente en instituciones secundarias públicas de la Ciudad de Buenos Aires. Escribió manuales educativos para la editorial “Puerto de Palos S.A. MACMILLAN Argentina”. Ha dictado cursos de Literatura en el ámbito privado y en centros culturales abiertos a la comunidad. Su novela Bajo las Losas fue finalista del I premio Wilkie Collins de novela negra.

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s