#Reseña | Merca de Loyds, por Angie Pagnotta

merca-ph-angie-pagnotta
PH: Angie Pagnotta
#DatosDelLibro: Merca, de Loyds.
Editorial: Alto Pogo.
Edición: 2014. 150 páginas

I.

Hubo un evento en la hermosa librería “Otra lluvia” al que asistí, creo que para hacerle el aguante a C. Castagna, Christian Broemmel y Franz Kafka que leían. Recuerdo que llovía torrencialmente y hacía calor. Allí conocí a Pablo Mendez que también leía y a Yamila Begné a quién veía nuevamente, después de un encuentro fugaz en el viejo Matienzo. Estaba en la librería, en la previa al inicio de la lectura. Había ido con un amigo de ese entonces y ese amigo estaba desperdigado, como yo, en los estantes, mirando libros. Paseando por la bonita librería (vayan, insisto) elegí de una de las mesas Merca de Loyds, primero lo elegí porque me llamó la atención el nombre, segundo por la tapa que me gustó muchísimo y tercero porque no había escuchado nada sobre el autor “Loyds” ¿es mujer u hombre? ¿cuántos años tiene? ¿cuál es su nombre?, me pregunté a mi misma, en mi cerebro. Abrí el libro y empecé a leer “La rubia se sube al auto con algo de desconfianza. Baja sus anteojos floreados con los dedos y me mira por encima con aire de superioridad. Le digo si, soy yo, Johnny, mientras mi mente insulta a la idiota de Jackie por no haberme avisado que estaba pasando a buscar a una bomba sexy hueca que requeriría el doble de mi atención. Jackie sabe bien que odio a las rubias histéricas, tal vez por eso no me alertó antes. Una vez sentada en la butaca del acompañante, la rubia es tira sus largas piernas, examina el interior del auto y me pregunta si tardó mucho. Le digo que no, que el mensaje que le mandé desde mi Samsung Alpha tiene apenas un par de minutos, y lo chequea enfrente mío desde su móvil, un poco por ansiedad, otro poco, probablemente, para mostrarme su IPhone nuevo. Arranco el motor del BMW X6 que me regaló mi viejo para los 30 y acelero fuerte en punto muerto, para que la rubia escuche claramente el rugido alemán y termine de aprobar el transporte que le tocó en suerte.”.El evento no empezaba y yo rogaba internamente que demoren un poco así seguía leyendo, algo en esa voz me estaba diciendo “seguí”. Me decidí a comprarlo y cuando quise pagar me di cuenta de que no tenía más plata en la billetera y me arrepentí de haber comprado provisiones para la noche. Me prometí recordar el título pero ¿cómo olvidar ese nombre?

II.

En agosto/septiembre de 2015, a raíz de una charla por chat y de la buena onda de su autor, me llegó Merca de Loyds. El mismísimo autor y yo nos encontramos para que lo lea ¡qué honor!, pensé. Además, tenía una cálida dedicatoria en su primera página, y me sentí feliz aunque levemente desanimada porque sabía que los plazos de lectura estaban pésimos en ese entonces. Cosa que alerté de inmediato y el escritor comprendió como un verdadero caballero. Luego pasó un terremoto, la vida, el trabajo, una separación y una mudanza; y (tomo aire) un nuevo trabajo, la vida, el nacimiento de mi sobrina y otra nueva mudanza y entonces, la revista quedó en súper segundo plano y por esas cuestiones estrictamente personales, lo dejé un año en la mesita de luz. Lo empecé a leer una noche fría y a la siguiente noche (también fría) lo terminé. Son diez capítulos, leí del 1 al 6 de corrido la primera noche, y la segunda noche del 7 al 9 pero ahí hice un stop y dejé un ratito;  sabía que eran 10 pero no quería que termine. Di una pequeña vuelta en casa haciéndome la distraída y ahí estaba de nuevo, leyendo. Terminé y automáticamente dije: “ay no, me quedé sin merca”. Mi novio dio una carcajada y nos reímos los dos.

III.

No conozco la literatura de Loyds por fuera de éste libro, así que me voy a sujetar particularmente a lo leído, que es lo más honesto que puedo hacer. De cualquier modo, sí puedo decir que conozco Alto Pogo la editorial que lo publicó. De la editorial puedo decir que el catálogo que tienen es interesante y amplio, entre sus autores publicados se encuentran nombres como: Patricio Eleisegui, Macarena Moraña, Esteban Castromán, y otros tantos más; todos muy talentosos. Además, otra cosa a destacar es el cuidado y el trabajo en las tapas y la edición. Lo que sabía de Alto Pogo terminó de despertar mi interés por querer saber qué tal iba a resultarme el libro.

IV.

En la escritura de Merca hay un registro perceptible de un narrador que intenta ser claro, contundente y que está permanentemente en la cabeza de su personaje principal, Johnny. El lenguaje es simple y coloquial, muy a tono con lo que se va contando, tanto así que el lector inmediatamente se sumerge en un mundo de códigos propios, algo así como un encuentro (o un reencuentro) con lo que es el ámbito nocturno (y si el lector tuvo alguna noche alocada, entonces este libro lo remontará a ese entonces). Por caso, imaginemos el ámbito de una persona joven que vive de noche, tiene plata (mucha), facha, contactos (algo muy presente) y adicciones (dominante en su vida). La merca es el escape cotidiano de Johnny, un adulto inmaduro de clase alta, que vive de la plata de su padre y tiene un trabajo distendido como editor de su propia revista. Johnny vive solo, tiene una mujer que lo ayuda con las tareas del hogar, Betty, quien le cocina y lo atiende con el cariño de una madre pero con la prudente distancia de ser su empleada. Johnny está básicamente sólo en la vida aunque, claro, está rodeado de amigos, mujeres (que son más bien de paso, excepto su ex que es una especie de recuerdo al que vuelve durante el largo de la novela, en distintos momentos), un padre que sale con una mujer mucho más joven, una madre alcohólica, un hermano también alcohólico y una hermana que intentó zafar del clan de su familia y está dedicada a sus hijos. Creo que la trama de la novela no es el nódulo central de mi recomendación para que la lean, porque los argumentos y entramados de la novela no son (para mí) lo principal: lo que es interesante y está muy bien logrado es el desarrollo de los personajes, los detalles y de cómo están definidos (algunos más sencillos y otros más complejos). También Merca atrapa por los momentos mentales de cada uno de sus personajes, especialmente, claro, los de Johnny. Lloyds tiene la habilidad de abarcar universos parecidos pero a la misma vez absolutamente distintos y eso hace que inevitablemente el lector sienta la necesidad de conocer qué pasa con ellos. Según cada lector, puede que algunas partes resulten chocantes a primera impresión, porque el personaje de Johnny es bastante discriminador y utilitario en sus relaciones pero ¿acaso eso es lo importante? En este caso, según mi perspectiva, sucede lo contrario: cuanto más “molestos” resulten los personajes más intriga da leerlos y más interés se genera por querer comprender sus universos, por eso es que Johnny interesa, da ganas de conocerlo y a mí especialmente me da ganas de tomarme una copa con él y escuchar las anécdotas que pueda contar o incluso saber cómo fue su infancia, por ejemplo. Todas estas son fantasías que se le pueden despertar al lector que guste más de las novelas que te llevan de las narices, que te incitan a conocer, que te dan curiosidad y no tanto de las novelas que son escritas con la intensión de contar una gran historia. Merca se lee de un saque (sí) y también me es inevitable decirlo: cuando Merca se termina, querés más (y perdón la doble comparación súper trillada), pero lo que digo es abrumadoramente real.

¿Dónde se consigue?

Eterna cadencia: Honduras 5582, C.A.B.A

La libre: Bolívar 646, C.A.B.A

Mi casa: www.libreriamicasa.com.ar / micasalibreria@gmail.com

La vaca mariposa: Jorge Luis Borges 2420, C.A.B.A

Alamut: Jorge Luis Borges 1985, C.A.B.A

Caburé: México 620, C.A.B.A

Colastiné: Mendoza 2620, C.A.B.A

Norte: Av. Gral. Las Heras 2225, C.A.B.A

Clásica y moderna: Av. Callao 892, C.A.B.A

Moebius: Bulnes 658, C.A.B.A

Mendel: Paraguay 5163, C.A.B.A

Menéndez: Paraguay 431, C.A.B.A

Gambito de alfil: José Bonifacio 1402, C.A.B.A

Gauderio: Calle Miller 2283, C.A.B.A

Enlace de la editorial, “Alto Pogo”:  https://www.facebook.com/AltoPogo/?fref=ts

Enlace al autor, “Loyds Lebrón”: https://www.facebook.com/superloyds?fref=ts

 

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s