#Editorial | Cuando el fuego crezca, por Angie Pagnotta

#Editorial

Por Angie Pagnotta

 

Lo que quedó:

El último editorial de esta revista tuvo la suerte de ser leído, comentado y compartido por muchos, tanto en las redes sociales como en encuentros personales que tuve con distintos participantes del ambiente literario. Lo que me queda por aprendido desde ese momento a hoy, es que las cosas que decimos en las redes sociales son tomadas en cuenta por quienes nos leen y esto es tenido en cuenta casi con la misma importancia y seriedad que si lo hiciéramos personalmente, algo que en cierta medida me sorprende un poco.

Desde otra arista, me entero de que Valeria De Vito, poeta y creadora del sello El ojo de mármol, (quién participa en este número), anunció su retirada de las redes sociales. Esta decisión ocurrió, presumo, por distintos motivos pero también por una especie de riña entre poetas —y la pronunciación fundamentalista de algunos de ellos— sobre qué es y qué no es ser poeta o sobre qué es ser o no ser un poeta sobrevalorado. En algún momento inocente de mi vida, creí que podían corromperse casi todos los oficios y profesiones, pero siempre imaginé que los poetas eran los últimos en permitir que el ego trascienda, pero no. Los poetas también están malditos y no hablo de Pizarnik. ¿Por qué será que a veces la fibra se torna tan sensible?

Este es solo un ejemplo de alguien que se va de las redes y con esta visión no opino a favor o en contra ni del alejamiento de Valeria, ni de los poetas que mantienen una u otra postura, sino que con esto planteado, es que pienso en la sensibilidad de lo dicho en redes, en cómo se toman las palabras, en cómo influencian  las opiniones que ejercemos, en cuál es la autoridad que tenemos para emitir un juicio, en lo veloz que surge a veces la indignación por algunas cosas, en lo que pasa por las supuestas tendencias, en cómo pensamos lo que pensamos y se convierte mi mente en una arista de temas eternos que no vienen tanto al caso pero que muchas veces me quedan flotando en el aire y todas tienen que ver con la comunicación como eje, eje de nuestra revista, también.

Como contraejemplo de muchos otros ejemplos que abundan sobre la falta de señales positivas por la utilización de las redes sociales, vimos que en noviembre Michel Houellebecq estuvo de visita en Buenos Aires y participó de algunas conferencias y charlas. Entre ellas, el escritor y periodista Gonzalo Garcés realizó una entrevista abierta a la que no asistí, pero, según me enteré por Facebook, el mismo Garcés convocaba en su muro a que si alguien tenía preguntas para el autor de Sumisión, la enviaran y, en caso de ser esgrimida, Garcés iba a mencionar a quién la formuló y claro, hacer la pregunta en cuestión. Este es, para mí, un ejemplo de cómo funcionan las redes en la actualidad; un ejemplo de que no todo es malo, de que algún nicho positivo queda, de aún algunas cuestiones pueden ser bien utilizadas y vividas.

El punto de estos enunciados que vemos a diario, y el punto que al menos yo busco como persona, es salirnos de la lógica que a veces impera, esa que cree que todo es un desastre; es renovar la invitación del número anterior y probablemente de mis días como escritora y periodista. Sin ir más lejos, Nada que no quieras es el título de mi primera novela (que si todo sale como es mi deseo, saldrá publicada el año que viene) y ese título, además de un libro que hice, es el título de algo que a veces grito para mi vida: nadie puede obligarnos a nada, nadie debe hacer nada que no quiera, ni vos, ni yo, ni nadie. Las personas debemos hacer lo que queremos, lo que realmente esté en nuestro deseo, siempre y cuando ese deseo no interfiera con la paz de otro, con la vida de nadie.

Lo que somos:

Muchas veces me pregunto cuál es el rol de ser la directora de una revista literaria, cuál debe ser mi rol como editora, también. Otros días pienso en mi rol como periodista, como mujer, como escritora y mujer escritora, que no es lo mismo; todos esos posicionamientos, todas esas aristas y todos los arcos de pensamientos y de posibilidades que puedan haber en el medio, me hacen creer que —sacando todos los destellos de títulos impuestos y asumidos—, lo que queda es una chica que únicamente tiene ganas de hacer lo que le den las ganas, la pasión y el tiempo y, creo que dentro de las posibilidades de cada uno, eso es lo que todos tenemos que hacer porque, al fin y al cabo, nada nos queda en esta vida más que las buenas experiencias, las anécdotas que valieron la pena, el haber vivido como podíamos y queríamos y, sobre todo, las elecciones fortuitas que nos llevaron al lugar que soñamos. Es difícil pensarnos en el rol que tenemos y por lo que ocupamos los días (sea lo que sea que hagamos) pero más allá de lo que ejercemos a diario, tenemos que recordar que somos seres humanos con un montón de capacidades para aprender, comunicar y hacer. Esta revista crece edición tras edición y esa es mi felicidad; en este número, sin ir más lejos, se suman las voces de Nicolás Ricci y Juan Agustín Otero, dos colaboradores con mucho para decir y que con respeto se acercaron a nosotros buscando un lugar donde compartir sus palabras ¿cómo no abrirles las puertas cuando lo que hacen también coincide con nosotros? Es que las cosas no deberían ser tan complicadas, las cosas son bastante más sencillas de lo que las hacemos parecer. Acto seguido, quiero decir que estoy muy, muy, muy contenta con el desarrollo de estas cuatro ediciones de Kundra y con todas las notas online que fuimos sacando a lo largo del año. Leo los staff que pasaron por la revista y no puedo creerlo, ese ya es un gran regalo. Por otro lado, en relación a esto, les cuento que el próximo número de Kundra sale en marzo 2017 pero, claro, seguiremos online como siempre y ahora más que nunca porque compramos el dominio y somos.com.ar, una especie de orgullo tardío que nos llegó después de encontrar el momento para hacerlo. De paso agradezco al pela Roberto, un amigo de la vida, que fue la persona que me ayudó para hacer los pasos necesarios y poder conseguirlo.

Lo que viene:

EDICIONES | Para el próximo año, entonces, están planeadas 4 ediciones: marzo, junio, septiembre y diciembre, estos serán los números y mantendremos las publicaciones online sin fecha fija, como venimos haciendo.

DISEÑO | Las ediciones de números saldrán para descargar en PDF y en EPub, como venimos haciendo desde éste y el número anterior.

COLABORADORES | Seguimos incorporando gente al staff (puesto no remunerativo) con ganas de sumar su voz a nuestra revista, para calificar, saber las condiciones y demás detalles, pueden escribirnos a revistakundra@gmail.com y a mi correo: angie.pagnotta87@gmail.com

WEB | Estamos en procesos de conseguir una web mejor que no solo sea redireccionada, sino propia al 100% pero eso llevará tiempo porque queremos que quede lo más cercano a nuestros deseos.

YOUTUBE | Estamos pergeñando un plan para formar un Canal de contenidos (no solo literarios), este canal estará ligado a Kundra, de manera tal que muchos videos estén referidos y sean también de esta revista.

Lo que deseo:

No haré el típico balance porque en cierta medida creo que eso ocurre en cada edición y en cada editorial porque soy partidaria de eso y me cuestiono bastante seguido qué vengo haciendo y cómo lo hago. Lo que deseo para el próximo número y por ende, próximo año, es aprender a crecer con calma y con profundidad, no solo como persona sino como parte de la revista que constituimos. Todos los que estamos en Kundra somos personas que miramos hacia adelante con la dicha de saber que estamos construyendo lo mejor que podemos de nosotros mismos, día a día. Quiero seguir en eso, quiero que podamos seguir animándonos a más, compartiendo, escribiendo sobre lo que queremos y haciendo lo que nos gusta, eso y tenerlos ahí como están hace cuatro años, son los mejores tesoros por los que brindar. ¡Gracias a ustedes, gracias a todos!

SOBRE LA AUTORA:

angie-pagnotta-2015-bynANGIE PAGNOTTA: Nació en Godoy Cruz, Mendoza, pero a los pocos meses se vino a Buenos Aires, por lo cual es 98% porteña. Es Escritora y Periodista. En 2012 fundó Revista Kundra: literatura aleatoria y el portal de Arte y Cultura, Baires Digital. Trabajó en contenidos de Redes Sociales para Duro de Domar, TVR, Fútbol para todos, 678 y Diario Registrado, entre otros. Colaboró y colabora en distintos medios de Argentina como Revista El Gran Otro, el suplemento Cultura Registrada, Continuidad de los libros, Diario Femenino y el portal de entrevistas Entrevistar-Te. En 2013 obtuvo una mención en narrativa por su cuento “Alejandra”, otorgado por la Biblioteca Nacional. Escribió Nada que no quieras, su primera novela que se encuentra en proceso de corrección y será publicada en 2017, al igual que un libro de cuentos en el que se encuentra trabajando.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s