Tierra baldía: 13 preguntas | N°3: Facundo García Valverde

garciavalverdeporpagnotta

García Valverde por Pagnotta

 


MINI PERFIL:

Nombre completo: Facundo García Valverde

Profesión: Docente de Filosofía

Profesión ideal aún no realizada: Arquero de River Plate     

Edad: 38

Lugar de residencia: Buenos Aires

 


¿Dónde escribís?

En cualquier computadora de mi casa. Corrijo afuera, sufriendo porque tengo que corregir. Tengo varias libretas que van cambiando según lo que escribo. Reservo una Moleskine para cuando deje de investigar sobre mi próxima novela y la escriba.

¿Tres objetos imprescindibles?

Una computadora, mis anteojos y una puerta cerrada.

¿Cuál es tu comida preferida?

Desde que dejé de vivir solo, pido menos empanadas. Las extraño. Mi colchón de subsistencia era saber qué si me bajo del colectivo, la heladera iba a estar vacía y que tenía tres pizzerías cerca que hacían empanadas grasosas, con un porcentaje de relleno dependiente de la inflación pero que me iban a hacer la noche.

¿Te importa lo que digan los críticos literarios sobre tu escritura?

Sí, obvio. Me importan porque señalan cosas que yo no ví, y alejan los temores, que están siempre. Los críticos, al menos los que me interesan, van  construyendo una línea de sentido entre sus múltiples lecturas y críticas; ser objeto de crítica es, entonces, ser parte de una trama de sentido que trasciende la propia voluntad y el propio aislamiento del escritor. Desde hace ya varios años, elijo mis lecturas por lo que recomiendan los críticos que me interesan (Fresán, Quintín, Mavrakis, Garcés, Terranova, Pron y algunos más) que, en muchas ocasiones, son escritores. De todas maneras, me temo más a mí mismo. Escribir es luchar todo el tiempo contra vos mismo y la idea de que lo que estás haciendo no tiene sentido y dejar de escribir. Dado que uno puede dejar de escribir y no morir, me preocupa eso, elegir una vida más cómoda, menos literaria y menos neurótica.

¿Por qué escribís?

Porque no puedo comer empanadas todo el tiempo. Porque soy un desastre con las cosas manuales. Porque soy miope. La casa de mis padres estuvo en construcción durante diez años. En un momento, desde la hiperinflación hasta bien entrada los 90, la casa se dejó de construir. Entonces, había un piso de abajo que era donde vivíamos y un piso de arriba, que estaba eternamente en construcción; estaban las paredes, los techos y los marcos para los placares. Nada más. Ni baño, ni ventanas ni nada. Yo iba todas las tardes ahí, a ese lugar que seguía siendo mi casa pero que parecía la casa de nadie y leía. Escribo porque leí y leo mucho y porque esas lecturas son mi clave interpretativa de la realidad; veo más personajes que personas, más disparadores que situaciones y cuando escucho anécdotas que me interesan, instantáneamente pienso cómo las voy a robar.

¿Cuál es tu pasatiempo?

Entrar al perfil de las redes sociales de la gente que desprecio. Indignarme con la política argentina. Escuchar conversaciones en el subte. Planificar sin ningún éxito mi regreso a la natación y al boxeo amateur.

¿Te acordás por qué lloraste la última vez?

La última vez que no lloré fue a los diez días de que nació mi hija. Los nueve días previos había desarrollado una especie de juego de lágrimas. Hay una serie de preguntas típicas que te hace la gente cuando tenés un hijo: cuánto pesó (2.960), a qué hora nació (00.42), en qué clínica lo tuviste (La Suizo), por qué le pusiste el nombre que tiene (por uno de los personajes de Mujercitas), si la abuela está contenta (sí), etc. A los hombres les suman la pregunta de si asistió al parto. Estuve. Entonces, contaba cómo los gritos que se escuchaban de otras salas de parto me habían asustado, cómo el obstetra bajó las luces para esperar la dilatación adecuada, cómo habíamos estado charlando con la partera acerca de sus hijos y nietos, cómo se la bancó mi mujer pero nunca llegaba al momento del nacimiento:  me quebraba y la gente me miraba entre enternecida e incómoda. Cuando pude llegar al final de la historia sin llorar, dejaron de pedirme que la cuente.

¿Qué contacto tenés con el ambiente literario? ¿Vas a los eventos, te importa construir alguna relación, lo evitás?

Voy a los eventos de amigos pero cada vez menos. Un poco porque no tengo tiempo y otro poco porque es como ver una película que ya viste. Ojo, si en el cable engancho alguna de Vacaciones con Chevy Chase vuelvo a verla pero acá es diferente. La ceremonia de lectura quedó bastante fosilizada. Quizás la clave está en que, como en toda reunión social, lo que cuesta más en una lectura es que la gente se calle y escuche al lector. ¿Por qué pasa eso? Porque todos saben que leer en una lectura es una actividad secundaria, que es subsidiaria del contacto que podés hacer con un editor o con un escritor. También me estoy volviendo más viejo.

¿Qué es el amor?

La construcción de una trama secreta.

¿Cuáles crees que son tus fuertes en la escritura?

Tengo débiles. Tengo debilidad por la contradicción aparente, por preferir contar una historia que escribir sobre cómo contarla, por construir personajes patéticos, por develar lo que se esconde y por dejarme llevar por las voces que me persiguen.

¿Estás enamorado?

Sí.

¿Cinco escritores imprescindibles?

Bolaño, Philip Roth, Philip Dick, Shakespeare y Tobias Wolff.

¿Cuál sería el título de tu autobiografía?

A veces lo logró. La edición inglesa sonaría mejor: Sometimes he made it.


 Facundo García Valverde nació en Parque Patricios en 1978. Es docente en filosofía y ghostwriter. Publicó el libro de cuentos Un género como cualquier otro (Pánico el Pánico 2013), Fama (Galerna, 2016) y participó de varias antologías.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s