#Editorial | Cambiar lo que no queremos ser, por Angie Pagnotta

#Editorial

Por Angie Pagnotta

Como es lógico, escribo el editorial de esta edición unos días antes del lanzamiento del número. Hoy es 8 de marzo, es decir, el Día internacional de la mujer. Hablar de la conmemoración con el diario del después, es distinto al momento previo, a este punto exacto en el que hoy —al momento de escribir este editorial— mujeres de distintas partes saldremos a la calle a luchar por nuestros derechos, porque no nos ninguneen más, porque no haya más violencia, porque no nos maten más, porque vos, yo, ella y todas nosotras cobremos lo mismo que un hombre por el mismo trabajo, porque podamos abortar legalmente y tantas otras miles de causas que nos llevan a unirnos y movilizarnos.

En este punto, en esta lucha no importa qué tanto te guste una u otra cosa, que rispideces tengas con otra mujer, que ideología política te mueva ni de qué cuadro de fútbol seas, acá lo que importa es que pese a todo (a las diferencias y similitudes, a las contras y cosas compartidas) nos unimos y nos volvemos fuertes entre todas.

Todo esto que escribo hoy viene a razón de la fecha tan particular y también de algo que tiene que ver con literatura, porque para mí no hay lugar donde no exista o anide lo literario. Me refiero entonces al acto de amor sencillo y hermoso que tuvo Gabi Luzzi (editora de Paisanita Editora) para conmigo y para con varias mujeres más: un par de días antes de la marcha del 8 de marzo, Gabi se acercó a nosotras en un evento privado que creó en Facebook y nos convocó a mujeres escritoras que le enviemos poesías y fragmentos de narrativa para hacer pegatinas por la ciudad. Esas son verdaderas revoluciones, los verdaderos testimonios de amor, las verdaderas formas de encontrar en las palabras un manto de luz y de refugio ante tanta violencia, ante tanta falta de sensibilidad. Quedé conmovida con algo así y sé que es, tal vez, algo sencillo pero la vida es profunda —dice Bukowski— en su simplicidad.

Nuestro presente es el contexto histórico más concreto en el que podemos evidenciar algún cambio, nadie habla de cambiar el mundo a pasos agigantados sino de cambiarlo desde nuestro lugar, desde lo que cada una y uno de nosotros puede hacer, pero hacerlo siempre desde el apoyo mutuo y sobre todo desde el amor, porque de eso se trata todo en esta vida, de amar cada cosa que nos rodea, nos acompaña, somos y vivimos. Esa es la única clave.

 


SOBRA LA EDITORA:

AngiePagnotta2017PicBYNANGIE PAGNOTTA Nació en Godoy Cruz, Mendoza, pero a los pocos meses se vino a Buenos Aires, por lo cual es 99% porteña. Es Escritora y Periodista. En 2012 fundó Revista Kundra: literatura aleatoria y el portal de Arte y Cultura, Baires Digital. Trabajó en contenidos de Redes Sociales y publicidad para Duro de Domar, TVR, Fútbol para todos, 678 y Diario Registrado, entre otros. Colaboró y colabora en distintos medios de Argentina como Revista El Gran Otro, el suplemento Cultura Registrada, Continuidad de los libros, Diario Femenino, el portal de entrevistas Entrevistar-Te, Solo Tempestad y Revista Kunst. En 2013 obtuvo una mención en Narrativa por su cuento “Alejandra”, otorgado por Guka, revista de la Biblioteca Nacional. Escribió Nada que no quieras, su primera novela que se encuentra en proceso de corrección y Memoria de lo posible (2017, Peces de Ciudad), es su primer libro de cuentos. En febrero de 2017  “Versiones sobre el río”, el relato que abre Memoria de lo posible, fue traducido al portugués por Felipe Buenaventura para FRONTERA, un proyecto que une escritores latinoamericanos alrededor del mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s