#Reseña |“No hay nada más en la noche” de Claudio Ricardo Ramos

Datos del libro:

Título: “No hay nada más en la noche”

Editorial: El bien del sauce 

Año: 2019

128 páginas

por Sebastián González

Claudio Ricardo Ramos, nació en Junín, Provincia de Buenos Aires, el 6 de febrero 1961. Es, además de escritor, Psicólogo Social y actor. Participó en diversos talleres literarios desde el año 2003 hasta la fecha, entre ellos los coordinados por Jorge Cabrera, Alejandra Laurencich, Luciana de Melo, Ángela Pradelli y Elsa Drucaroff. Escribió una obra de teatro basada en sus cuentos, que está pendiente de estreno, titulado: “Una enfermedad temible”, y una novela corta “El último paisaje”. Está a punto de ver la luz su libro de cuentos “Al sur de todo”, editado por Peces de Ciudad.

DE LA MANO

Apenas un par de hojas tenemos que pasar de “No hay nada más en la noche”, de Claudio Ricardo Ramos, para que su prologuista Verónica Rodríguez nos adelante que el autor es uno de esos que disfrutan de llevarnos de la mano mientras lo leemos. Y de su mano se nos hacen piel cada uno de sus personajes, cada una de sus historias. Pero no porque Ramos nos acompañe quiere decir que nos vamos a poner cómodos. La comodidad se verá afectada por diversas sensaciones, tales como angustia, vértigo, nostalgia, dolores y risas culposas. El camino, sin embargo, es agradable.

Ramos demuestra en su segundo libro un manejo de registros aún más amplio que en el primero (“Al sur de todo”, Peces de Ciudad, 2018), con una elección certera del que necesita cada uno de sus relatos. El manejo de la temporalidad, la precisión con la que se reflejan diversas épocas, la sensación de sentirnos grandes, chicos, héroes y a veces todo junto en un mismo texto hablan de la evolución de la pluma del autor.

Son trece cuentos. En realidad hay trece títulos, porque en cada texto hay varias historias que si bien confluyen (no es fortuito, sino mérito de quién narra) tienen vida propia en particular. 

Podemos elegir cuales de las historias queremos desandar: por ejemplo no entender el “vamos ganando” o esperar a que el azar nos ayude a evitar ser convocados a combatir (reflejado con un diálogo memorable entre amigos con diferentes ideologías, casi una pintura social del momento en apenas un par de renglones). 

También el despertar y la muerte de las pasiones se hacen presentes, así como el descubrimiento de la finitud (“No había olorcito a choripán, si no uno más penetrante y desagradable, el de las flores. Nuestros pasos retumbaban cada vez más con cada escalón que pisábamos. Yo descubrí ahí que le tenía miedo a los velorios y nunca se me fue”). 

Encontrarnos con historias de iniciación, con personajes en plena contemplación de sus cicatrices, entender que todos podemos ser engañados, exorcizar fantasmas  (“A los casi ochenta años había elegido mirar empecinadamente hacia atrás. Hacia adelante solo quedaba la muerte y no la quería ver llegar”), reencontrarnos sin rencor con el pasado, pelear por amores prohibidos contra todos, hartarnos de una rutina insalubre, saldar deudas pendientes o expresar nostálgicas idolatrías (“Quería ser como él, tener su voz y la cantidad de mujeres que él había tenido. Solo heredé su mirada melancólica y esta vocación por contar historias.), intentar aceptar ausencias y podríamos seguir, porque el abanico va a estar sujeto a la subjetividad del  lector y a cual sea la fibra íntima que se vea afectada.

“Mis palabras quieren volverse conocidas, dejarme”. Piensa un escritor durante el relato “Rectángulos”, pero son representativas de la búsqueda del autor en este “No hay nada más en la noche”. Llevarnos de la mano para que conozcamos sus palabras, él ya las liberó, no es que lo dejaron, fue Claudio Ricardo Ramos quien les permitió alejarse. Felices ellas, felices los lectores.

Cita del libro:

“Después de aquella presentación esplendorosa no pudo volver a escribir. Se había vaciado. Sentía que ya había mostrado todos sus miedos, todos sus amores, todos sus espectros”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s