#Reseña | Nunca estuviste solo, de Tomás Guala

#RESEÑA

#LosBrolisDeAngie

Título: Nunca estuviste solo

Autor: Tomás Guala

Editorial: Halley Ediciones

Género: Poesía

Año: 2019

60 páginas

Abundancia en el minimalismo

Por Angie Pagnotta

La poesía siempre toma formas distintas. Octavio Paz decía que poesía es la perpetua tensión del poeta hacia un absoluto del lenguaje, en la esperanza de cautivar la realidad, lo efímero, eso mismo que se desvanece en el momento en que uno lo piensa, da un paso, con palabras que no se esperan y milagrosamente se ordenan, gracias a la cadencia que el mismo artista vacila en considerar como el fruto de su paciente trabajo. Poesía, entonces, pueden ser muchas cosas, así como también formas nuevas de “hacer” con palabras. Algo de eso hay, a mi lectura, en la poesía de “Nunca estuviste solo“, publicado por Halley Ediciones, y cuarto libro del escritor argentino Tomás Guala. Los tres primeros fueron Aquí y ahora” (Tinta Libre Ediciones, 2013) “El jardín de la inocencia” (2016) “Todos nos vamos” (2017) (publicados por Peces de Ciudad Ediciones). Su talento lo convierten en un poeta que ahonda y abarca la escritura desde un prisma de sensibilidad y encanto.

NUNCA ESTUVISTE SOLO WEB

En “Nunca estuviste solo” Guala indaga desde la brevedad (y la contundencia) los temas universales que nos atraviesan a todos: el amor, el deseo, la búsqueda, el destino o la soledad. El lector encontrará en este libro de –por momentos– tono imperativo, un tratado inmediato de sensaciones o pareceres que todos atravesamos y nos hemos cuestionado.

Captura de Pantalla 2019-07-30 a la(s) 03.00.42
Nunca estuviste solo, Tomás Guala

 

La voz de “Nunca estuviste solo” es una voz que nos desplaza en una y otra dirección, es poesía de movimiento y, a la vez, contrariamente, es de enorme introspección y quietud.  De una quietud finita y cercana, donde la reflexión está en primer plano. Por otros momentos, pareciera que la poesía de Guala está bajo la custodia de las canciones de Gustavo Cerati: a veces sus versos se vuelven absolutamente musicales y sonoros. Dice, por ejemplo:  Yo no creo en el amor / Yo lo siento parte / de todos. 

La posibilidad de lecturas que ofrece este poemario es, seguramente, imposible de abarcar ya que, según me parece, muchas de ellas o de sus versos son de una introspección permanente, pero también de un lenguaje de doble lectura o de voces intermedias. Aquí la construcción del sello poético de Guala se da en versos como No sé quién soy / vivo improvisándome o El amor se nombra en silencio, de una delicadeza y una belleza impactante. 

Captura de Pantalla 2019-07-30 a la(s) 03.00.21
Nunca estuviste solo, Tomás Guala

Un libro que, definitivamente, enamora al lector y en distintas lecturas promete múltiples viajes a través de la cadencia sedosa de las palabras del autor que, seguro, seguirá sorprendiéndonos.


Los libros de Halley se consiguen en este link y en sus puntos de venta.


Foto de portada: Natalie Grainger 


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s