#Reseña |Nunca terminamos de conocernos

A veces es necesario dejar que el tiempo transcurra para apreciar la belleza de las cosas. Entonces, uno puede leer la frase “Ha envejecido tan lentamente que está igual. Todavía es una vieja linda” y conmoverse. Es una frase del cuento “Aguas subterráneas”, el que abre el libro Nunca terminamos de conocernos, de Silvia Itkin, publicado este año por Ediciones La Parte Maldita.

Anuncios