#Reseña | Un librero, de Álvaro Castillo Granada

Hay un delicado arte que se esconde tras la transacción de un libro usado. No se trata de un simple acto mercantil en el que se cambia un objeto por dinero, como se nos ha enseñado en este mundo de capitales y ganancias. Esta fina maestría está llena de detalles que el librero colombiano Álvaro Castillo Granada conoce muy bien: valorar la belleza de una primera edición, seguir el rastro de la firma de su autor, saber a quién va dirigida una dedicatoria, son destrezas que solo una secta de bibliófilos entiende y aprecia.

Anuncios