#Narrativa | El árbol, por Nicolás Igolnikov

Por Nicolás Igolnikov Este árbol implacable. Estas flores que pueblan su copa frondosa. La sombra dibuja una circunferencia negra que cae sobre mí, rodea el cantero y toca la entrada de la casa. Esta casa de mi infancia, de mi adolescencia. Esta casa vieja y grande. Este cartel que cuelga sobre el garaje. Sus letras despintadas, sus bordes carcomidos por el óxido. Las horas que … Continúa leyendo #Narrativa | El árbol, por Nicolás Igolnikov

#Narrativa | La constancia en la flor

Tiene una flor en la boca. No precisamente dentro de la boca, sino entre los labios. Se asoma con naturalidad, casi como si hubiera germinado de la semilla de su lengua. Es una flor silvestre. Me pregunto si tiene un nombre específico o si silvestre alcanza. Vos lo sabrías, la examinarías de un vistazo rápido y me echarías en cara tus años en Agronomía. Continúa leyendo #Narrativa | La constancia en la flor

#Narrativa | La puerta cerrada, por Lucas Berruezo

De chico, a Daniel le daban miedo las puertas cerradas. Bueno, no exactamente. Lo que en realidad le asustaba no eran las puertas, sino lo que quedaba del otro lado. ¿Quién podía asegurarle que, cuando una puerta se cerraba, la realidad que no veía no se desvanecía? ¿Quién podía asegurarle que, al abrir la puerta de nuevo, no se iba a encontrar con una realidad completamente distinta? Continúa leyendo #Narrativa | La puerta cerrada, por Lucas Berruezo

#Narrativa | Lo que dure la siesta, por Laura Galarza

#Narrativa por Laura Galarza   Afuera el sol agrieta la tierra y forma esos dibujos que son como los ríos de los mapas de geografía. Yo estoy en la cocina de mi casa, con mi hermano. Un rato antes me ordenó que me subiera a las piernas de Javier. No es la primera vez. Siento el calor que irradia la piel de Javier hacia la … Continúa leyendo #Narrativa | Lo que dure la siesta, por Laura Galarza

#Narrativa | El fin de la soledad, por Néstor Darío Figueiras

#Narrativa    por Néstor Darío Figueiras * Las tres de la mañana, y el maldito colectivo no viene. Hace una hora que lo esperás bajo la garúa fría que no para. Como todas las noches, lamentás que esta calle sea tan solitaria. No dejás de vigilar el manicomio que domina la cuadra, al otro lado del pavimento. Se escucha una sirena a lo lejos… No … Continúa leyendo #Narrativa | El fin de la soledad, por Néstor Darío Figueiras